Rio Bogotá un guerrero imponente

Por CT Álvaro Eduardo Farfán Vargas

Por estos días, se ha generado noticiabilidad en diversos medios de comunicación, a causa de las alertas emitidas por las autoridades, tanto ambientales como de primera respuesta, sobre el río Bogotá y la posible amenaza que este puede representar en determinado momento para las aproximadamente 9.000 personas que habitan las zonas ribereñas, y en donde 8.500 de ellas están ubicadas en jurisdicción de la ciudad capital; Pero a veces me pregunto, ¿Cuánto sabemos realmente de él? De su historia y majestuosidad, al ser este, uno de los ríos más importantes del departamento de Cundinamarca, quien geográfica y estratégicamente está ubicado en el altiplano Cundiboyacense, naciendo en el nororiente del municipio de Villapinzón, a unos 3.300 metros sobre el nivel del mar, en el páramo Guacheneque, este río es el principal cauce fluvial de la sabana de Bogotá y de hecho se considera navegable, aunque no posee un amplio caudal, desemboca en el Río Magdalena, que a su vez hace lo propio en el mar Caribe, y cuenta con una longitud aproximada de 380 kilómetros y un área de influencia de 589.143 hectáreas.

Considero que este históricamente ha sido uno de los muchos afluentes asaltados y maltratados por el ser humano, quien no sólo ha robado terreno a sus laderas, meandros y recodos, si no que además como si fuera poco, durante años se ha dedicado a intoxicar sus aguas, dejando como resultado en él, altos niveles de contaminación en su caudal.

Aunque la contaminación se da desde muy cerca de su nacimiento, la mayor parte de materiales deletéreos, desechos industriales y urbanos los recibe en la ciudad de Bogotá.

Desde hace varias décadas se han desarrollado programas e iniciativas para descontaminarlo, entre ellas, una acción popular que llevó a que el Consejo de Estado, uno de los máximos tribunales del país, emitiera la Sentencia sobre la descontaminación del río Bogotá el 28 de marzo del 2014, ordenando el diseño y la implementación de medidas para descontaminar este importante afluente y evitar la contaminación a futuro, es tan importante la decisión del Consejo de Estado, que ha permitido adoptar una serie de medidas que buscan la protección de la cuenca hidrográfica del río Bogotá tal y como lo exglosa de manera clara y detallada el Ideam en su página oficial así:

¿Por qué se tomó la decisión?

La decisión se tomó frente a la catástrofe ambiental, ecológica y socioeconómica de la cuenca hidrográfica del río Bogotá, causada por el alto grado de contaminación debido a vertimientos de aguas residuales domésticas e industriales, malas prácticas agropecuarias e inadecuado manejo de basuras, por parte de los habitantes e industrias aledañas, así como la omisión de las autoridades frente a estas situaciones por más de treinta años.

¿Cuál es la finalidad de la sentencia?

La sentencia adoptó una serie de órdenes de carácter nacional, regional y local, que involucran diferentes autoridades; Algunas órdenes tienen carácter inmediato y otras se extienden por un plazo máximo de 3 años.

Esta decisión tiene por finalidad la recuperación de la cuenca hidrográfica del río Bogotá, a través de la gestión integral, combinando elementos ambientales, sociales y económicos, institucionales, para el mejoramiento continuo y sostenible de la calidad de vida de sus habitantes y de los ecosistemas. La sentencia busca abordar la recuperación y conservación del hidrosistema fluvial de la cuenca del río Bogotá, de una manera integral a partir de tres componentes:

I. El Mejoramiento Ambiental y Social de la Cuenca Hidrográfica del Río Bogotá

II. La Articulación y Coordinación Institucional, Intersectorial y Económica.

III. La Profundización de los Procesos Educativos y de Participación Ciudadana.

¿Cuáles son los derechos protegidos?

Los derechos colectivos protegidos por la decisión judicial son:

Los relacionados con el agua y el goce de un ambiente sano;

La existencia del equilibrio ecológico y el manejo y aprovechamiento racional de los recursos naturales para garantizar su desarrollo sostenible, conservación, restauración o sustitución;

La conservación de las especies animales y vegetales;

La protección de áreas de especial importancia ecológica y de los ecosistemas situados en las zonas fronterizas;

Los demás intereses de la comunidad relacionados con la preservación y restauración del medio ambiente;

El goce del espacio público y la utilización y defensa de los bienes de uso público;

La defensa del patrimonio público;

La defensa del patrimonio cultural de la Nación;

La seguridad y salubridad públicas;

El acceso a una infraestructura de servicios que garantice la salubridad pública;

El acceso a los servicios públicos y a que su prestación sea eficiente y oportuna;

El derecho a la seguridad y prevención de desastres previsibles técnicamente;

El acceso a los servicios públicos y a que su prestación sea eficiente y oportuna;

Los derechos de los consumidores y usuarios.

¿Quiénes fueron declarados responsables en esta Sentencia?

La sentencia declara responsables a los habitantes e industrias de la cuenca por la contaminación del río y sus afluentes.

También se declaran responsables las autoridades que no han tomado medidas para descontaminarlo y prevenir su contaminación.

Para el cierre, considero que es importante traer a contexto la realidad sobre los verdaderos hechos, responsables y acciones, que juntos debemos asumir para salvar una fuente hídrica tan importante, y la cual en la antigüedad albergó ecosistemas casi extintos, y leyendas tan importantes de nuestros ancestros, cuya magia se ha visto diezmada por la mano destructiva de quienes nos consideramos seres superiores, bien sea por acción u omisión de quienes poco hemos valorado un tesoro que con el tiempo solo se convierte en un recuerdo que viene como legado inmaterial y tras generacional. Lucha guerrero imponente por no dejarte destruir y confia en aquellos que luchamos por protegerte.

—- La Columna del Capi

Emisora Fusaonline

Referencias:

https://es.m.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_Bogot%C3%A1

http://www.ideam.gov.co/web/ocga/sentencia