Militares disuelven el Gobierno y le disparan a civiles en Sudán

En Jartum, la capital, las asociaciones civiles han llamado a la desobediencia y a una revolución contra el golpe de los militares.

Luego de semanas de tensión entre los militares y civiles que comparten el poder en Sudán desde 2019, las Fuerzas Armadas han dado un golpe de Estado, según informó el Ministerio de Información de ese país. El primer ministro sudanés, Abdallah Hamdok, su esposa, Muna Abdallah, y varios miembros miembros de la cúpula del Gobierno han sido arrestados y llevados a un lugar que no ha sido revelado.

“Instamos al pueblo sudanés a protestar utilizando todos los medios pacíficos posibles… para recuperar su revolución de las manos de los ladrones”, indicó la oficina de Hamdok en un comunicado.

La Asociación de Profesionales, una de las cabezas de la revuelta de 2019 que puso fin a 30 años de dictadura de Omar Al Bashir en ese país de África oriental, uno de los más pobres del mundo, ha llamado a la desobediencia civil en Jartum, la capital.

El sindicato de médicos y bancarios también se unió a las protestas en Jartum, hundida ya en el caos, sin internet y con las calles repletas de gente en un contexto de gran inestabilidad. Tan solo un mes atrás tras un fallido golpe de Estado por parte de los militares apenas un mes atrás.

Pido a las Fuerzas Armadas que liberen inmediatamente a los detenidos”, pidió este lunes el enviado de la ONU para Sudán, Volker Perthes, calificando de “inaceptables” las detenciones.

Estados Unidos, cuyo emisario Jeffrey Feltman estuvo la víspera misma en la oficina del primer ministro Abdallah Hamdok, detenido este lunes, afirmó estar “profundamente preocupado” y advirtió que “cualquier cambio del gobierno de transición pone en peligro la ayuda estadounidense”. Fuente: Agencia EFE

Foto: El País

Emisora Fusaonline