Más de 100 estudiantes tienen una “extraña enfermedad” que no las deja caminar en Kenia

Una alerta se propagó en Kenia esta semana, luego de que alrededor de 100 estudiantes de un colegio femenino comenzaran a sufrir síntomas similares con adormecimiento de las piernas y pérdida de la motricidad lo que ha sido calificado como una “extraña enfermedad”.

Según indicó el medio local Nation, el hecho tuvo lugar en Kakamega, una localidad en el país africano, justo en la escuela secundaria de señoritas Eregi, indicando que hasta el momento se han registrado 95 casos en las estudiantes, quienes informaron de un fuerte dolor en sus rodillas, mismo que les impedía caminar normalmente.

En las redes sociales se han viralizado múltiples videos en los que se muestran a las señoritas cargándose unas a otras e intentando avanzar en medio de su enfermedad, lo que ha causado el asombro y la preocupación de la comunidad internacional.

El medio local Tuko indicó que las alumnas fueron trasladadas al Hospital General del Condado de Kakamega, indicando que cada día aumentan los casos sobre esta extraña enfermedad.

Al parecer, el colegio todavía no ha sido cerrado del todo, según explicó el Director de Educación de la Región Occidental, Jared Obiero al medio local Nation, el establecimiento sigue abierto para la enseñanza de quienes lleguen, sin embargo, se habría presentado una protesta por parte de los padres y las estudiantes presionando al gobierno local para que cerrara temporalmente el establecimiento académico.

Permitimos que los padres que querían llevar a sus hijos a casa firmaran su compromiso. Los estudiantes cuyos padres no vinieron a la escuela y aquellos cuyos padres no querían que abandonaran la escuela permanecieron y el aprendizaje continuará como de costumbre durante las tres semanas restantes”, afirmó el directivo al medio citado.

Y agregó: “en esencia, la escuela no ha sido cerrada. El aprendizaje continuará como de costumbre, salvo algunos estudiantes que fueron llevados por sus padres”.

Por su parte, el Dr. Steven Wandei en entrevista con el medio citado, quien es el director de Servicios Médicos del condado de Kakamega, afirmó que se trataba de una enfermedad infecciosa que tenía que ser controlada antes que se convirtiera en toda una tragedia.

Necesitamos descubrir qué es lo que aqueja a nuestras niñas y descubrir su causa antes de que podamos permitir que los estudiantes restantes regresen a casa y se mezclen con sus otros hermanos. Sería desastroso si permitimos que los estudiantes regresen a casa cuando la enfermedad es contagiosa”, indicó para Nation.

Por su parte, una enfermera que pidió el anonimato afirmó para Tuko que se trataba de una condición que se presentaba cuando se perdían los líquidos que se retenían en el cuerpo. “Esta condición se llama desequilibrio electrolítico, una condición que conduce a la pérdida de líquidos en el cuerpo”, indicó. — Semana Colombia —

Foto: UnoTV

Emisora Fusaonline