Luego de tres cirugías a corazón abierto le colocan marcapasos al actor Arnold Schwarzenegger

Arnold Schwarzenegger acaba de dar a conocer que ahora, como su personaje en “Terminator”, es “parte máquina”, parte humano, pues la semana pasada le fue colocado un marcapasos, debido a que en los últimos 27 años le ha practicado tres cirugías a corazón abierto, debido a un problema genético.

Nadie se hubiera imaginado que el actor, ques siempre se ha caracterizado por su gran acondicionamiento físico, contaba con una condición vulnerable de salud, como lo reveló en su podcast “Arnold´s Pump Club”.

De acuerdo con Arnold, de 76 años, hablar abiertamente de sus problemas de corazón fue en contra de sus principios, pues en su natal Austria no se suele hablar de las enfermedades de forma pública, sino que es un asunto que se trata con cierto secretismo.

“Tengo que decirles que el solo hecho de decirles esto a todos ustedes va en contra de gran parte de mi educación en Austria, donde nadie, nunca, hablaba de cuestiones médicas, todo lo relacionado con la atención médica te lo guardas a ti mismo”, expresó.

Sin embargo, Schwarzenegger se decidió a hablar abiertamente del marcapasos que le fue colocado el pasado lunes 18 marzo para motivar a otras personas que, como él, cuentan con una válvula aórtica bicúspide, la que le ha generado problemas de salud a lo largo de toda su vida.

Para abrirse acerca del tema, el actor rememoró al asesino cibernético que interpretó en “Terminator” en 1984:

“El lunes pasado me operaron para convertirme en un poco más una máquina; me puse un marcapasos”.

Lo que sucede cuando una persona nace con una válvula aórtica bicúspide e sque no tienen un buen flujo de sangre, que tiene problemas para viajar en la dirección correcta a través del corazón.

Este produjo que desde 1997, cuando Arnold tenía 50 años, fuera sometido a su primera cirugía a corazón abierto, en la que reemplazaron su válvula cardíaca.

Posteriormente, en 2018 recibió una válvula pulmonar, la cual volvió a ser sustituida en 2020 por una válvula aórtica.

De acuerdo con el exgobernador de California, sólo fue cuestión de días para que pudiera volver a sus actividades, aunque destacó que, por el momento, tendrá que hacer una pausa al descanso y todas las actividades físicas de alto rendimiento a las que les invierte tiempo.

“Quiero que sepan que lo estoy haciendo muy bien, me operaron el lunes y el viernes ya estaba en un gran evento medioambiental con mi amiga y compañera defensora del fitness Jane Fonda”, detalló. —- El Universal Online —

Foto: Milenio

Emisora Fusaonline