La policía española capturó a un sacerdote por agredir sexualmente a mujeres a las que sedaba y grababa.

Las autoridades señalan que la investigación inició en agosto cuando una mujer, que aseguró ser pareja sentimental del detenido, denunció que había localizado en el domicilio que compartían un disco duro con fotografías y vídeos. En ellos aparecían varias mujeres semidesnudas, dormidas o bajo los efectos de algún sedante y a las que un hombre les realizaba todo tipo de prácticas sexuales.

La Policía española detuvo a un sacerdote de 34 años en la localidad de Vélez-Málaga (sur) acusado de agredir sexualmente a al menos cuatro mujeres a las que sedaba y grababa.

Fuentes de la investigación indicaron a EFE que el detenido, quien fue párroco en una iglesia de Melilla (ciudad autónoma española norteafricana) antes de ser destinado a Málaga, se encuentra ya en prisión provisional acusado de cuatro agresiones sexuales y cinco delitos contra la intimidad.

En un comunicado, las autoridades señalaron que la investigación se inició en agosto cuando una mujer, que aseguró ser pareja sentimental del detenido, denunció en Melilla que había localizado en el domicilio que compartían un disco duro con fotografías y vídeos. En ellos aparecían varias mujeres semidesnudas, dormidas o bajo los efectos de algún sedante y a las que un hombre les realizaba todo tipo de prácticas sexuales.

Luego de analizar el material del disco duro, los investigadores lograron identificar a cinco víctimas que manifestaron desconocer la existencia de las grabaciones y que no eran conscientes de haber sido víctimas de ningún delito de naturaleza sexual.

Los agentes averiguaron que las agresiones sexuales se habían llevado a cabo de forma continuada en diferentes años y localidades, con ocasión de viajes de grupos de amigos, entre los que se encontraba el arrestado.

Éste habría suministrado a las víctimas algún tipo de sustancia que anulaba su estado de consciencia para perpetrar las agresiones sexuales.

Los agentes no descartan que hayan más víctimas en los lugares en los que el arrestado residió, por lo que siguen analizando el material que incautaron en su domicilio de Vélez-Málaga tras la detención.

–Blu Radio–

Emisora Fusaonline