Invima no asegura la calidad de los mataderos públicos

El ex ministro de salud, se pronunció sobre la posibilidad de reabrir los mataderos municipales.

En los últimos días se desató una polémica por cuenta del anuncio del presidente Gustavo Petro de revivir los mataderos municipales para bajar los precios de la carne. Algunos sectores dicen estar preocupados por la calidad del servicio que se brindaría en estos lugares, así como por la salubridad con la que puede ser procesado el alimento.

Al respecto, durante una entrevista concedida a María Isabel Rueda para EL TIEMPO, el ex ministro de Salud, Fernando Ruiz, aseguró que “el Invima no tiene capacidad de asegurar la calidad de cerca de 700 mataderos públicos abiertos en el país”.

Lo cierto es que al revisar las cifras del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) sobre el cierre durante los últimos años de más del 68 % de los centros de beneficio y aprovechamiento animal, estos obedecen, entre otras razones, al mejoramiento de las condiciones de sanidad.

De hecho, el exdirector del Invima, Javier Guzmán, dijo en su momento que estos cierres tenían como origen el incumplimiento del Decreto 1.500, que especifica exigencias como un volumen de sacrificio mínimo y una capacidad de talento humano, condiciones de infraestructura y gestión de calidad.

De acuerdo con el infectólogo Carlos Agudelo, no solo la manipulación inadecuada de la carne conduce a una contaminación con bacterias, hongos y virus, sino todas las fallas que puedan haber en una cadena de procesamiento. “Al contaminarse puede ocurrir que usted coma una carne con bacterias que, eventualmente, le pueda producir infecciones gastrointestinales —en teoría, podría solucionarse con la cocción—, pero el otro problema es que muchas veces ese sobrecrecimiento de las bacterias produce unas toxinas que llevan a la intoxicación alimentaria”, afirma Agudelo.

Según el experto, estas toxinas no siempre son eliminadas por la cocción, y los cuadros que producen pueden llegar a ser severos, presentando síntomas como vómito, mareo, fiebre, diarrea y malestar general.

La propuesta del Presidente, considera que traer de vuelta la figura de los mataderos municipales ayudaría tanto a bajar los precios de la carne como a acabar con el “monopolio de frigoríficos”. —- El Tiempo

Foto: Contexto Ganadero

Emisora Fusaonline