Exmilitar Jhon Leo Rocha es enviado a la cárcel por los delitos a daños en bien ajeno y lesiones personales

Jhon Leo Rocha, militar en retiro, fue acusado ayer martes por la Fiscalía General de los delitos de daño en bien ajeno y lesiones personales.De hecho, el fiscal del caso lo describió como un hombre “peligroso para la sociedad“, por lo que pidió que fuera enviado a la cárcel

Un juez de control de garantías aceptó la solicitud de la Fiscalía y decidió cobijar a Rocha con medida de aseguramiento en sitio de reclusión, lugar que será definido en el transcurso de la mañana de este miércoles por el Inpec.

Rocha, quien llegó al grado de sargento en el Ejército, fue expulsado por sus vecinos – en noviembre – de un conjunto residencial ubicado en Facatativá, Cundinamarca, señalado de varias faltas frente a la convivencia. De hecho, los vecinos vandalizaron varias de las pertenencias de Rocha, aludiendo que estaban hartos de los malos tratos, agresiones físicas y amenazas del militar en retiro.

Los delitos que se le imputan a Rocha

De acuerdo con el Código Penal – artículo 111 – colombiano, las lesiones personales se imputan al que cause a otro daño en el cuerpo o en la salud.

De acuerdo a la lesión, es un delito querellable, pero que tiene un agravante y es “el que causare a otro la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro no principal, o la deformidad, será castigado con la pena de prisión de tres a seis años”.

Por daño en bien ajeno, que se considera un delito al patrimono económico, de acuerdo a la cuantía, es querellable, pero es el fiscal del caso el que le da sentido a la imputación, de acuerdo a la intencionalidad.

La pena establecida para el delito de “daño en bien ajeno”, como regla general, es de prisión de uno (1) a cinco (5) años y multa de cinco (5) a veinticinco (25) salarios mínimos legales mensuales.

Frente a los dos delitos, se podría lograr la excarcelación de Rocha, pero por los antecedentes del mismo “hay 56 denuncias en su contra, amenazas. El hecho de que esté en libertad generaría una zozobra y pánico en la comunidad de Facatativá”, sustentó la fiscal, lo que se considera como un agravante.

Rocha ha quedado grabado en varias cámaras de seguridad del conjunto en el que residía y se ve encarando a un guarda de seguridad y rompiendo un monitor. “Fue el detonante para que la comunidad reaccionara”, dijo la fiscal.

En otro, quedó registrado un altercado con una señora de la tercera edad, residente del edificio a la que le grita: “¡Hoy me voy al cementerio o la cárcel! Salga, me mato con el que sea”.

Foto: Fiscalía

Emisora Fusaonline