El asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio, la Fiscalía ecuatoriana conocería quiénes lo ordenaron

Tras el comunicado emitido por la entidad, en el que se afirma que una declaración de un testigo dio luces sobre quiénes podrían ser los autores intelectuales del reciente magnicidio en Ecuador, el correísmo salió a desmentir supuestas acusaciones en su contra.

La Fiscalía de Ecuador dio a conocer a través de X, antes Twitter, que sabría quiénes son los autores intelectuales del magnicidio del candidato presidencial Fernando Villavicencio. A través de un comunicado del domingo, la entidad escribió: “Se receptó el testimonio anticipado de un testigo de los hechos, quien, bajo juramento, narró los preparativos y montos ofrecidos por los autores intelectuales. Además, señaló a quienes habrían dado la orden para cometer el crimen”.

En su pronunciamiento público también estableció que “se iniciará la investigación para determinar a los autores intelectuales del delito” y dio por terminada la etapa de instrucción fiscal, tras haber destinado 90 días para recoger material probatorio relacionado con la identificación del autor del crimen.

Horas antes, el expresidente Rafael Correa escribió en X que fue informado de que el testigo que rindió su versión ante la Fiscalía el domingo lo habría inculpado en el crimen de Villavicencio. Según él, se estaría intentando crear un escenario para impedir que su candidata a la Presidencia, Luisa González, ganara los comicios, en los que se enfrenta con el empresario Daniel Noboa. “Nos informan que presionan al único sicario que dejaron vivo para que dé falso testimonio contra nosotros, a cambio de dejarlo vivo, libre y con nueva identidad”, escribió Correa.

Por su parte, Revolución Ciudadana, su partido, calificó de “infamia” el supuesto testimonio que vincula al correísmo con el asesinato de Fernando Villavicencio y cuestionó que se intente señalarlos cuando la seguridad de Villavicencio y de los presuntos autores materiales de su homicidio, que fueron asesinados, estaba a cargo del Estado ecuatoriano. El texto dice: “Aun en contra de toda lógica, resulta que, manipulando la opinión pública, la culpa es nuestra, que dejamos de ser gobierno hace siete años (…). Rechazo enérgico a cualquier tipo de acusación malintencionada, que, carentes de pruebas y fundamentos, pretende atentar deliberadamente contra la democracia a días de las elecciones presidenciales”. —- El Espectador —

Foto: 100% Noticias

Emisora Fusaonline