Auxiliar de Policía murió tras dispararse accidentalmente en el rostro, en Barranquilla.

Una investigación penal y otra a nivel disciplinario abrieron las autoridades en la Ciudad de Barranquilla para determinar con certeza las circunstancias en las que murió el joven Jorge Avendaño Santana, de 22 años, cuando se encontraba con un amigo policía en su vivienda.

El hecho se registró en la noche del lunes 25 de septiembre, cuando la víctima, al parecer, pidió prestada el arma de un amigo, patrullero activo de la institución.

El reporte inicial de las autoridades indicó que a eso las 10:00 p. m., Avendaño Santana se encontraba junto con un amigo, quien es actual patrullero de la Mebar, en el domicilio ubicado en la Sierrita.

En ese momento, el joven, al parecer, le habría pedido prestada el arma de dotación al uniformado. Este se la dio y, al parecer, en un movimiento la accionó en su contra, recibiendo un disparo en la mandíbula con orificio de salida en la frente, lo que le causó la muerte esa misma noche, cuando era atendido en la Clínica San Ignacio.

El mismo reporte da cuenta de que en 2021 la víctima fue auxiliar de Policía en el departamento de Sucre, donde se habría conocido con su amigo uniformado cuando prestaron servicio en la institución. Previo a su muerte, el joven se encontraba realizando el proceso para ingresar al grado de patrullero de la Policía Nacional.

Tras la muerte, el amigo policía entregó su arma voluntariamente a la patrulla del cuadrante que llegó a atender el caso.

Este es el segundo caso que se presenta este mes. El auxiliar de la Policía Jack Daniels García Peñaloza recibió un disparo cuando, al parecer, manipulaba su arma de dotación en la escuela de Policía Antonio Nariño, sede calle 17.

El hecho ocurrió pasada la 1:30 de la tarde del pasado domingo, mientras García Peñaloza se encontraba de guardia, sin embargo, debido a la supuesta mala maniobra terminó impactándose en la cabeza con su arma.

Por el caso, la Policía Metropolitana de Barranquilla informó que también se abrió una investigación disciplinaria y penal a fin de confirmar la hipótesis de presunta autolesión. –Blu Radio–

Emisora Fusaonline