Asesinado empresario del transporte por no pagar extorsión en el municipio de Santo Tomás

Se percibe la tensión en el aire en el municipio de Santo Tomás, donde el reciente asesinato del gerente de la empresa de transporte Cootransoriente, Jorge Meriño Mercado, ha dejado a la comunidad consternada. 

Este fin de semana, la vida de Mercado encontró un abrupto final en la entrada misma de la compañía de transporte público que lideraba.

La misión de esclarecer este caso fue delegada al Grupo Gaula de la Policía, una dependencia oficial especializada en lidiar con delitos de secuestro y extorsión. Esta asignación levanta una sombra de incertidumbre sobre los detalles que rodean la muerte de Mercado.

Además de Mercado, Omar Almanza Martínez, presidente de la junta directiva de Cootransoriente, resultó herido durante el incidente. Almanza Martínez se encontraba en plena conversación con Mercado, quien estaba en una camioneta Toyota Prado, cuando sicarios en motocicleta se acercaron y desataron una lluvia de balas.

Las autoridades están considerando varias posibilidades en su intento por desentrañar los motivos detrás del ataque. Informantes cercanos a la compañía sugieren que Mercado había estado en el punto de mira de extorsionistas por algún tiempo, habiendo intentado resistirse a sus demandas financieras.

El coronel Giovanny Cristancho, director nacional del Grupo Gaula, ha tomado un papel activo en la investigación. En una conferencia de prensa posterior al incidente, anunció que se ofrecería una recompensa de hasta 50 millones de pesos a quien proporcionara información crucial sobre los responsables del ataque. 

Aunque aún no hay certeza, se baraja la posibilidad de que el grupo criminal conocido como ‘los Costeños’ pudiera estar involucrado, dado su dominio en el municipio de Santo Tomás.

Los incidentes de violencia relacionados con el transporte público no son nuevos en la región. El año pasado, en julio, tres conductores de distintas empresas de autobuses fueron asesinados entre Barranquilla y Soledad. Estos crímenes fueron atribuidos a las organizaciones criminales ‘Rastrojos-Costeños’, que utilizan el asesinato como táctica de intimidación en sus operaciones de extorsión.

El caso de Mercado recuerda el asesinato de Jorge Jiménez Mesino, un alto ejecutivo de la Cooperativa de Transportadores de Sabanalarga (Cootransa), en septiembre del año pasado. La muerte de Mesino fue atribuida a los ‘Rastrojos-Caleños’, otra fracción del conocido grupo criminal. —– Agenciapi.co

Foto: Diario La Libertad

Emisora Fusaonline